Ribeira Sacra

La Ribeira Sacra es una zona que comprende las riberas del río Cabe, río Sil y del Miño. En la zona sur de la provincia de Lugo y el norte de la provincia de Orense, en Galicia, España; la capital de la zona se convino que fuese la ciudad de Monforte de Lemos (Lugo).

Ver vídeos turísticos de la Ribeira Sacra

Más información sobre la Ribeira Sacra

RUTAS Y EXCURSIONES

RUTA 1: TABOADA-CHANTADA-CARBALLEDO

Esta ruta nos permitirá conocer la subzona de Chantada, una de las más tradicionales y reconocidas dentro de la D.O. Ribeira Sacra.

Comenzamos nuestro recorrido por el ayuntamiento de Taboada, situado a 43 kms. de Lugo por N-540 de Lugo a Orense.

Taboada es el nombre por el que se conoce al lugar de Santo Tomé do Carballo, cabecera de este municipio. El nombre de Taboada tiene su origen en la Casa de Taboada que ejerció el señorío de estas tierras desde su Casa-Fortaleza de Bembibre, lugar donde don Lope de Camba y Taboada residía desde el año 1413.

La primera visita de nuestro recorrido nos lleva al propio Pazo de Bembibre. Llegaremos a él cogiendo una pista desde la zona urbana de Taboada, pasando por delante del Grupo Escolar, siguiendo la indicación de la Iglesia de San Pedro de Bembibre.

 

PAZO DE BEMBIBRE

Perteneció a la Casa de Taboada por lo que recibe también este nombre. Obra del siglo XVI que se conserva en buen estado, siendo dedicada actualmente a casa de labranza. Tiene un cierto aspecto claustral, con una alta muralla y portalón con los escudos de los Taboada entre extrañas cabezas de animales con la boca abierta. Tiene además torreón almenado, hórreo y palomar.

Bajando frente a la puerta principal del Pazo, una pista nos llevará a pié a la iglesia románica de Bembibre.

 

IGLESIA DE S. PEDRO DE BEMBIBRE

Monumento nacional, se construyó en el año 1191 según consta en una inscripción del tímpano de la puerta meridional. Perfectamente conservada y restaurada conserva la nave y el ábside rectangulares con una sacristía del siglo XVII. Lo más llamativo es la riqueza ornamental de las puertas, especialmente los capiteles de la puerta lateral. En el interior destaca el sepulcro de Juan de Taboada de Ribadeneira y Figueroa, con estatua yacente y los escudos de los Taboda. Las pinturas murales son del siglo XVI.

Regresamos a Taboada para comenzar nuestro recorrido hacia Chantada. Recorridos unos 11 kms. y justo antes de llegar a Chantada encontramos una carretera que nos lleva hacia el embalse de Belesar. Siguiendo por esta carretera de S. Fiz de Asma encontraremos a unos 2 kms. una bifurcación donde debemos desviarnos a la derecha para llegar a la parroquia de S. Fiz, asentada sobre un antiguo castro sobre el río Miño. Antes de llegar a Asma encontramos a la izquierda el camino particular de la presa de Belesar. Metiéndonos por él y antes de empezar una pronunciada bajada encontramos el camino hacia Sta. María de Pesqueiras. Dejaremos el coche y nos dirigiremos a pie por un sendero de 1,2 kms. que nos conduce a esta joya del románico.

 

SANTA MARÍA DE PESQUEIRAS

Fue en sus orígenes la iglesia de un antiguo monasterio de monjas benedictinas, que como todos los de la zona pasó a depender en el siglo XV del de San Payo de Antealtares de Santiago de Compostela. Su planta se ajusta al trazado común, con nave rectangular y ábside semicircular. La fachada está reconstruida pero el resto de los elemento se ajustan al trazado románico. Destacamos en su interior una pila bautismal en la que se representa una sirena, símbolo de la tentación, y un gallo que la vigila. Son también importantes sus pinturas murales en las que se representa en la hornacina central al Dios Padre con la bola del mundo en la mano, a la derecha el Juicio Final y a la izquierda la Resurrección. En la actualidad el templo está abandonado al culto, habiéndose trasladado la talla románica de la Virgen sedente con el Niño a la iglesia parroquial de Pesqueiras.

Regresamos a buscar el coche y continuamos la bajada hasta llegar a la presa de Belesar, donde se encuentra el Club Náutico, con cafetería y restaurante, y el embarcadero del catamarán Pelegrín I en el que podemos realizar un recorrido por el Embalse de Belesar (Río Miño).

Frente al embarcadero, del otro lado del embalse podemos observar una gran piedra conocida como A Pena do Abeado, donde se encuentran unos petroglifos que quedaron sumergidos por las aguas del embalse.

Cruzamos la presa y a 2 kms. nos encontramos el cruce con la C-533, donde tomaremos el desvío a la derecha hacia Chantada. Tras cruzar el puente nuevo, podremos observar a ambos lados de la carretera la ribera de Chantada.

A 1 km. del puente encontraremos a nuestra derecha Alegas Amedo una de las bodegas más modernas de la D.O. Ribeira Sacra, donde podemos degustar sus vinos Mencía y Godello.

A 4 kms. llegamos a la villa de Chantada.

 

CHANTADA

La historia de Chantada se remonta a la época de los castros. La cultura de los castros se romanizó con la llegada de las legiones romanas a Galicia y con la elevación de esta región a provincia del Imperio. Se cree, que de aquí era originario un cónsul romano llamado Marcelo.

El primitivo nombre de Chantada, el medieval Plantada, está relacionado con las invasiones normandas. Los normandos asolaron toda la comarca y destruyeron la villa, que los naturales reedificaron. Otros autores dicen que el nombre está relacionado con la defensa establecida contra los invasores, que tuvo por base una fortificación hecha con estacas plantadas.

Es recomendable darse un paseo por el centro antiguo donde encontraremos sus calles con soportales, casas con escudo y algunos locales donde degustar el afamado vino de esta zona.

Salimos de Chantada atravesando el antiguo puente en dirección a Belesar, para realizar un recorrido que nos llevará a orillas del río Miño hasta la presa de Peares.

A 1 km. de Chantada encontramos un camino a la derecha que nos conduce al alto donde está situado el Convento de San Salvador de Asma.

 

SAN SALVADOR DE ASMA

Fue monasterio benedictino pero actualmente tan sólo conserva su iglesia y restos de lo que fue el antiguo monasterio, que se encuentran en un estado totalmente ruinoso. Conocido como "El Convento", se conserva la iglesia monasterial, románica del siglo XII, alterada posteriormente por una serie de reformas que afean el conjunto. A pesar de estas modificaciones, es un buen ejemplar del románico gallego, conservando su ábside con ventanas de rica decoración, tanto al interior como al exterior, con tejaroz sostenido por canelones, alguno de interés que responden a la construcción románica del ábside. La fachada principal, con espadaña es una construcción del siglo XVIII, como también el edificio monasterial, siendo más antiguo el sencillo claustro, privado desde la desamortización. En su interior, destacamos el retablo principal, renacentista del primer tercio del siglo XVI.

Volviendo sobre la carretera principal encontramos una carretera a la izquierda que nos lleva al Pueblo de Belesar, donde tiene uno de sus embarcaderos el catamarán Pelegrín II.

 

BELESAR PUEBLO

Es el único pueblo de ribera que se conserva tras la construcción de los embalses del Río Miño. Situado entre los ayuntamientos de Chantada y O Saviñao, ambas partes del pueblo se encuentran unidas por un puente construido sobre uno de origen romano, ya que por aquí pasaba un desvío de la calzada romana que unía Astorga con Braga. A ambos lados del pueblo quedan todavía restos de un tramo de esta antigua calzada, conocido como "Codos de Belesar".

En el km. 10 de la carretera principal, llegamos al pueblo de Nogueira, donde encontramos la iglesia románica de Santa María. Encontramos también en Nogueira algunas de las bodegas de la subzona de Chantada acogidas a la D. O. Ribeira Sacra.

 

SANTA MARÍA DE NOGUEIRA

Elevada en un sitio agreste, pero que es un verdadero mirador hacia el río Miño, la iglesia de Nogueira es de estilo románico fechada en el siglo XII, pero con reformas posteriores del XVIII. La planta de la iglesia es rectangular y algo mayor que las del resto de las iglesias de la zona. La fachada, de estilo barroco, sustituye desde el siglo XVIII a la primitiva románica, en la tan sólo se conserva el primitivo rosetón. Todavía conserva la puerta sur y en su interior nos llama la atención sus pinturas murales de los siglos XV y XVI.

Seguimos nuestro recorrido, y pasando la aldea de Herbedeiro podemos observar la isla de Sernande, la única que tiene el Embalse de los Peares y que es llamada por los vecinos de la otra orilla la isla de Mayorga.

A 2 kms. de esta aldea , llegamos a la "Pena do Garabullo", conocida por los vecinos de la zona como la catedral de la naturaleza. En este punto también podemos encontrar una pequeña cascada.

A 9 kms. nos encontramos a la izquierda con un desvío que nos lleva a la aldea de Chouzán. Un pequeño paseo nos conduce a su iglesia románica, que fue trasladada de su antiguo emplazamiento a la orilla del río hasta el actual en 1953 para salvarla de las aguas del embalse.

A 3 kms. llegamos al lugar de Ribeiriña, donde tomaremos un desvío hacia la izquierda, difícil para bajar en coche, que nos conduce hasta la iglesia románica de San Xoán da Cova.

 

SAN XOÁN DA COVA

Perteneció a un antiguo monasterio de monjas benedictinas que como todos los de la zona a partir del siglo XV pasó a depender del de San Payo de Antealtares en Santiago de Compostela. Románica del siglo XIII, los elementos más interesantes de esta construcción son a parte de la portada principal, la del muro norte, que originariamente pertenecía a otro edificio románico adosado a la iglesia. En el mismo muro podemos ver un sepulcro que pertenece a una abadesa del monasterio.

Continuando otros 4 kms. llegaremos a Peares, final de nuestra ruta, donde nos encontramos con la segunda presa que tiene el río Miño y punto de embarque del catamarán Pelegrín II.

El pueblo de los Peares es conocido como "o pobo dos tres ríos", ya que aquí confluyen los ríos Sil y Búbal con el Miño. Es uno de los pueblos más curiosos de Galicia, dado que pertenece a dos provincias, cuatro ayuntamientos y dos diócesis.

 

RUTA 2: A PEROXA- LUINTRA- PARADA DE SIL- A TEIXEIRA

Iniciamos el recorrido en el pueblo de Os Peares

Dirección Ourense, después de atravesar el puente viejo sobre el río Sil nos desviamos a la izquierda y una pequeña carretera construida por la empresa hidroeléctrica para el servicio de las presas de S. Pedro y S. Esteban, nos llevará hasta el pueblo de Loureiro. Un recorrido de 24 kms. por una pintoresca carretera que podemos incluir entre las más hermosas de la Galicia interior.

Dejando el Sil a nuestra izquierda, y entre robles, castaños y gran variedad de especies autóctonas, nuestro primer punto de destino será a Ponte da Barca, a 8 km., lugar donde desemboca el río Cabe. A partir de aquí empieza una fuerte subida que nos llevará hasta la presa de S. Esteban, lugar donde podremos embarcar en el catamarán

A los 2 kms. saliendo de los Peares, dejamos a nuestra izquierda la presa de San Pedro, la última que tiene el río Sil, y pocos kilómetros más adelante podemos divisar a nuestra izquierda entre viñedos, en la ladera perteneciente a la provincia de Lugo, el pueblo de Pombeiro ( Pantón ) donde se encuentra la iglesia que perteneció al Monasterio de S. Vicente. A esta iglesia se puede acceder desde Peares por una estrecha carretera de 7 km.

 

S. VICENTE POMBEIRO

Monasterio Benedictino fundado probablemente en el siglo X por la reina Goto ( esposa del rey Sancho Ordóñez ). Formó parte de la llamada Ribeira Sacra, al igual que su vecino S. Esteban Ribas de Sil, del cual pasó a depender a partir del siglo XV. En la actualidad podemos su hermosa iglesia románica de finales del siglo XII o principios del XIII, en la que se deja ver la traza de las iglesias cluniacenses. La iglesia se ajusta al modelo basilical de 3 naves y 3 ábsides semicirculares . Conserva además de la portada principal, la puerta norte y la sur. Al lado de la iglesia podemos observar la hermosa casa rectoral.

Seguimos subiendo unos 6 kms. hasta llegar a Loureiros, donde se encuentra el poblado de la empresa hidroeléctrica.

En el cruce giramos a la derecha y nos acercamos hasta el monasterio de S. Esteban de Ribas de Sil ( a 3,5 kms. desde Loureiro ).

 

S. ESTEBAN DE RIBAS DE SIL

Es el punto más importante de la Ribeira Sacra en la provincia de Ourense. Existía ya en el siglo VI, pero las primeras noticias documentadas son del año 918, el de la fundación del monasterio por el abad Franquila.

Durante este mismo siglo se retiraron a este monasterio 9 obispos que vivieron en él hasta su muerte y cuyos sepulcros podemos observar en la iglesia del monasterio.

En la actualidad podemos contemplar los restos de lo que fue este gran monasterio regido por monjes benedictinos. La primitiva construcción de la iglesia es de estilo románico, aunque con tendencias góticas. Tiene 3 naves y 3 ábsides semicirculares con la peculiaridad de que el central es más bajo que los laterales, característica que solo podemos encontrar en este iglesia en Galicia. Destaca también el retablo mayor, obra del siglo XVI de Juan de Angés.

En el monasterio podemos contemplar la fachada barroca del siglo XVIII, su escalera monumental acabada en el año 1739, así como sus 3 claustros. El Claustro de la Portería, renacentista del siglo XVI, es obra de Diego de Isla, al igual que el Claustro de la Cocina y el de los Obispos, llamado así porque allí estuvieron enterrados los obispos hasta que se trasladaron sus restos a la iglesia. El claustro de los Obispos es de estilo románico en su primera planta y gótico serodio en la segunda. Es el único claustro gallego, con el de la catedral de Tuy, que se conserva tal y como fue construido en su origen.

Desde el monasterio una carretera nos lleva a 6 kms. hasta Luintra, capital del ayuntamiento de Nogueira de Ramuín, donde el monumento al Afilador nos revela uno de los tradicionales oficios ejercidos por los habitantes de estas tierras.

Regresamos a Loureiro y continuamos nuestro recorrido hacia Parada de Sil que se encuentra a 15,5 kms. del cruce. La carretera es estrecha pero el paisaje impresionante. Durante buena parte del recorrido vemos a nuestra izquierda la ciudad de Monforte a lo lejos, en el centro del valle de Lemos, así como, en ocasiones, el río Sil al fondo del cañón.

Después de pasar por varias pequeñas aldeas (Cerreda, Vilouxe,...) llegamos al mirador de Cabezoás ( 4 kms. antes de llegar a Parada) donde encontramos una de las más bellas panorámicas sobre el embalse de S. Esteban.

 

PARADA DE SIL

Cabecera del ayuntamiento, donde encontramos el monumento al barquillero, otro de los oficios tradicionalmente ejercidos por los habitantes de esta comarca. Encontramos también diversos servicios y una de las pocas oficinas de turismo con que cuenta la Ribeira Sacra.

Desde aquí tomamos una carretera a la izquierda, situada justo a la entrada de Parada. A 4 km. llegamos a Castro, tras atravesar este pequeño pueblo, encontraremos el camping Cañón del Sil. Desde aquí sale la pista de sinuoso trazado y gran pendiente que nos llevará tras recorrer un par de kilómetros hasta el Monasterio de Santa Cristina.

 

MONASTERIO DE SANTA CRISTINA DE RIBAS DE SIL

Entre bosques de castaños se encuentra la iglesia y los restos de lo que fue el monasterio de Sta. Cristina. Como casi todos los de la zona pasó a depender del de S. Esteban a partir del siglo XVI, pasando a ser priorato y posteriormente quedó como una simple granja monacal atendida por unos pocos monjes.

La iglesia, sin culto en la actualidad, es un excelente ejemplo del románico gallego del siglo XII. Tiene planta de cruz latina con 3 ábsides de muy buena ejecución. Destaca en su fachada un hermoso rosetón que podemos considerar de los mejores del románico gallego.

Del claustro, reconstruido en el siglo XVI, quedan dos tramos de sencillas arcadas sobre columnas. Sobre este claustro se yergue la Torre del Campanario, también románica de planta cuadrada y dos ventanales en arco por cada lateral.

Regresamos a Parada y a 1 km. dirección A Teixeira, nos encontramos con el Mirador de los Balcones de Madrid. Llegaremos A Teixeira tras recorrer 12 kms. entre bonitos paisajes y siempre con el río Sil como compañero de viaje.

 

MIRADOR LOS BALCONES DE MADRID

Donde antiguamente cuando los hombres se iban a Castilla a las siegas, sus mujeres los despedían desde este punto, ya que remontaban el Sil en barca.

En Sacardebois podemos observar a la otra orilla las laderas de viñedo en terrazas donde se cultivan las uvas de las que se obtiene el famoso vino de Amandi.

Llegamos a A Teixeira, desde donde una carretera en bajada de unos 5 kms. nos lleva hasta el valle de Abeleda, donde encontramos el monasterio de San Payo.

 

MONASTERIO DE SAN PAYO DE ABELEDA

Fue uno de los principales de la provincia y su abad era considerado como un pequeño obispo. Poseía grandes posesiones hasta que el Duque de Alba se adueñó de ellas en el año 1872.

Hoy en día el amplio templo románico está abandonado y en estado ruinoso, cubierto de zarzales, mientras que los restos del monasterio se van deshaciendo poco a poco, rodeados de viñedos.

Si seguimos bajando llegaremos hasta el puente de Abeleda, donde se encuentran los embarcaderos de los barcos que realizan la ruta de los Cañones del Sil.

Aquí terminamos esta ruta, pudiéndonos dirigir hacia Castro Caldelas para iniciar la ruta 4.

 

RUTA 3: CASTRO CALDELAS- TRIVES- MANZANEDA

Esta ruta nos llevará a conocer 3 ayuntamientos de la provincia de Ourense, en los que pasaremos de la zona de ribera a la alta montaña gallega.

Iniciamos nuestra ruta en la villa de Castro Caldelas, situada a 783 m. de altitud, esta formada por un grupo de casas apiñadas alrededor de la fortaleza de los Condes de Lemos. A pesar de su nombre no hay datos que prueben la existencia de un castro celta en el mismo emplazamiento.

En el siglo XIV, el rey Alfonso XI le concede el señorío de la villa a D. Pedro Fernández de castro, señor de Lemos y Sarga, siendo así como pasó a manos de los poderosos Condes de Lemos.

 

LA FORTALEZA

Forma un conjunto de edificaciones, defensivas en su origen, pertenecientes a diversas épocas, pero en su mayor parte debidas a una reconstrucción del siglo XVI, aunque todavía se conserven partes más antiguas, principalmente en la zona occidental donde encontramos la Torre del Reloj. En la puerta de acceso podemos contemplar el escudo de los Lemos con los osos de los Osorio, los 6 roeles de los Castro y el castillo con león rampante de los Enríquez, así como la Tau de los Templarios, relacionada con la Casa de Lemos.

De la fortaleza se conservan casi todos los muros exteriores de la muralla, tres torres cuadrangulares y el patio de armas, habiendo desaparecido el foso.

Destaca también la torre del Homenaje desde la que en días muy claros es posible ver el Castillo de Monforte, el pozo o aljibe y la ya mencionada Torre del Reloj.

En la actualidad el usufructo del castillo fue otorgado por la fundación de la Casa de Alba al ayuntamiento de Castro Caldelas, siendo utilizado para albergar la biblioteca pública y un pequeño museo etnográfico.

Desde el centro de la villa cogeremos a la izquierda por la C-536 en dirección a Trives, población que dista 19 kms.

En el km. 6,5 pasaremos por el pueblo de Sas de Penelas, un pueblo cuyo nombre referido a " Chan", es decir llano y a Pena ( peñascos) indica claramente el tipo de orografía de la zona.

En el km. 11 llegamos al Alto de Cerdeira, donde podemos contemplar un sencillo monumento romano formado por cuatro columnas conmemorativas. Éste se encuentra junto al cruce de la carretera que conduce a San Xoán de Río.

Unos 4 kms. más adelante dejaremos por unos momentos la carretera principal, desviándonos a la derecha y seguiremos las indicaciones de Ponte Romana. En este corto tramo de unos 400 m. podremos ir observando un hermoso souto de castaños a nuestra derecha. Recorrido este tramo debemos dejar nuestro coche para coger un pequeño sendero a la derecha que , caminando unos 5 minutos, nos llevará al Puente Romano sobre el Río Navea.

 

PONTE ROMANO DEL NAVEA

Este puente, de época medieval y arco apuntado se cree fue construido sobre uno anterior de época romana, que pertenecía a la Vía Nova XVIII, es decir la que unía Astorga con Braga y que ya mencionamos en la ruta I. Existe constancia de que esta vía atravesaba el río Navea por este lugar, donde también se cree podría haber estado la mansión Nemetóbriga. Muy cerca del puente se encontró un miliario romano dedicado a Vespasiano en el año 80 d.C.

Al lado del puente está situada la capilla de la Encarnación, reconstruida recientemente. Ostenta la Cruz de Malta en el arco de su portada, lo que nos confirma que perteneció a los Templarios, ya que por aquí pasaba una de las rutas de peregrinación jacobea.

Regresamos a la C-536 y a poco más de 5 km. encontramos a nuestra derecha, antes de entrar en Trives, el Centro Comarcal Expo-Trives. Este Centro, dependiente de la Secretaría Xeral de Planificación e Desenvolvemento Comarcal de la Xunta de Galicia, nos muestra en su interior aquellos aspectos más destacados de la Comarca de Terra de Trives. Asimismo su personal podrá atendernos e informarnos de aquellos aspectos turísticos, artesanales y de prácticamente cualquier índole que necesitemos conocer sobre la Comarca.

A unos 50 m. del Centro Comarcal sale una carretera a la derecha que nos conduce al pueblecito de Pena Folenche, situado a 2 kms. del cruce, y construido alrededor de una gran roca que forma un mirador natural sobre las tierras de Trives.

Volvemos sobre la ruta principal y a 1 km. llegamos a Pobra de Trives. Esta zona fue habitada en tiempos de los celtas por la tribu de los Tiburos, cuyo principal asentamiento era Nemetóbriga. Esta lugar es localizado por algunos autores al lado del puente romano sobre el Navea que ya visitamos y por otros en el Trives viejo.

Merece la pena dar un paseo por las calles de la villa y contemplar sus pazos, como la Casa Grande de Trives, situada enfrente de la Plaza Mayor, o el de los Marqueses de Trives, del siglo XIX.

Desde la Puebla de Trives podemos hacer varias excursiones, pero antes tenemos que probar la famosa bica mantecada.

 

BICA DE TRIVES

Es un dulce, tipo bizcocho hecho a base de huevos, harina, manteca de vaca, limón, azúcar, canela y levadura como ingredientes principales. es el postre más característico de toda la Ribeira Sacra, siendo conocido en gran parte de Europa ya que era el regalo que los abades de los monasterios de la Ribeira Sacra llevaban cuando visitaban los monasterios cistercienses y benedictinos de otros países europeos.

Saliendo de la población de Trives podemos acercarnos a conocer otros dos puentes romanos que formaban parte de la Vía Nova que ya mencionamos. Continuando por la carretera C-536 en dirección a A Rúa, a 2,2 kms. del centro del pueblo encontraremos a nuestra derecha una fuente de agua potable donde podremos refrescarnos. Dejamos el coche en el área allí reservada y cruzando la carretera un pequeño sendero de unos 200 m. nos conduce al puente Cabalar. A su lado se encuentran restos de la calzada y las ruinas de un antiguo molino y fábrica de chocolate que llegó a surtir en tiempos a la Casa Real.

Volvemos al coche y continuamos nuestro recorrido hasta el Puente Bibei por una carretera por la que inmediatamente comenzaremos a ver los bancales de viñedo. Estos bancales fueron construidos en buena parte con las piedras y losas de la antigua calzada romana.

 

PONTE BIBEI

A 8,6 kms. de Trives se encuentra una de las obras de ingeniería más importantes de la Vía Nova XVIII. Construido en la época del emperador Trajano, casi no sufrió reformas a lo largo de la historia. Consta de 3 arcos de desigual altura y largura, asentados sobre potentes pilares. los materiales utilizados son sillares de granito almohadillados de color rojizo debido a la gran cantidad de hierro que contienen. Tiene una longitud de 75 m., una altura de 22,5 m. y 7 metros de ancho. Fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1931.

Cruzando el puente, a pocos metros podemos contemplar un miliario de Tito y Domiciano y junto a este una piedra honorífica dedicada al emperador Trajano.

Volvemos sobre nuestros pasos y a menos de 2 kms. encontramos un desvío a la izquierda que nos lleva a la Presa del Bibei. Tomaremos esta ruta para llegar hasta el pueblo de Manzaneda, dado que en ella podremos observar toda la zona abancalada de viñedos del Bibei.

 

MANZANEDA

Cabecera de un ayuntamiento montañoso, el pueblo de Manzaneda, forma un interesante conjunto monumental, con algunos vestigios de la antigua fortaleza del Conde de Lemos y de las puertas de la muralla. El pueblo conserva su sabor medieval con casas señoriales en su núcleo de calles estrechas.

De la muralla se conserva una buena parte y de la fortaleza, la base de la Torre del Homenaje. Las piedras de la fortaleza fueron utilizadas para construir la carretera de Sobrado a Manzaneda.

La muralla es conocida en la villa como A Cerca, quedan todavía tramos importantes, como el arco de A Porta da Vila.

Por su valor artístico destacan también otras construcciones como A Casa da Pena, en Manzaneda de arriba, documentada ya en el siglo XII.

Es interesante darse un paseo por la villa y contemplar en su Ayuntamiento una maqueta que representa la antigua villa medieval.

Desde aquí, podemos subir a la Estación de Manzaneda, que funciona desde el año 1972, repartida entre los ayuntamientos de Trives y Manzaneda. Dispone de muy buenas instalaciones para la práctica del esquí.

Dejamos el pueblo de Manzaneda y bajamos hacia la Puebla de Trives. A los 3 kms. llegamos a Sobrado de Trives, que ostenta el título de villa, formando un conjunto urbano muy interesante. En el centro encontramos la iglesia del antiguo monasterio de Sobrado.

 

IGLESIA DE SAN SALVADOR DE SOBRADO

Es un interesante ejemplar del románico que perteneció a un antiguo monasterio de monjas benedictinas, cuya primera abadesa fue María Sánchez. Como todos los monasterios de benedictinas a partir del siglo XVI pasó a depender del de San Payo de Antealtares de Santiago, siendo "famosa" su última abadesa doña Inés de Quiroga por su vida escandalosa.

La fachada de la iglesia es de estilo románico, aunque tiene un pórtico ojival. Destacan sus capiteles, con decoración animal y vegetal, sus mochetas con figuras de juglares y sus canzorros.

Saliendo de Sobrado podemos ver dos hermoso pazos, el Pazo do Cobato y el Pazo Barbeirón, ambos privados pero que desde la carretera se divisan perfectamente.

Seguimos nuestro camino hacia Trives, y a 2 kms. de Sobrado encontramos a nuestra izquierda cuatro abedules que nos llaman la atención por estar solos al lado de la carretera y por su tronco blanco.

De nuevo en Trives, saliendo hacia Castro Caldelas encontramos un desvío a la derecha que nos llevará hasta la misma presa de Montefurado, que se encuentra a 12 kms. desde Puebla. La carretera es estrecha pero muy hermosa, ya que discurre entre los bancales del Navea y del Bibei. A los 5 kms. podemos observar a la derecha el pueblo de Navea al que podríamos llegar si tomamos un desvío que encontramos a la izquierda en el km. 9,4 de esta carretera.

Pasada la presa a 1, 7 kms. cruzamos un pequeño puente y llegamos al túnel de Montefurado, donde comienza la ruta 4.

 

RUTA 4: QUIROGA- RIBAS DE SIL- PUEBLA DE BROLLÓN

Proponemos este recorrido como complemento de la anterior, ya que la iniciamos en el mismo Montefurado.

 

TUNEL ROMANO DE MONTEFURADO

Este lavadero de oro se construyó en el siglo II, en los tiempos del Emperador Trajano. Se construyó en forma de bóveda de cañón, 400 m. de largo por 19 de ancho y 17 de altura media. Se hizo para desviar el canal del río Sil para recoger las pepitas de oro que arrastraban las corrientes.

Considerado como una de las siete maravillas gallegas, muchos autores no se explican como pudo construirse en aquella época tal obra de ingeniería.

Desde aquí tenemos la posibilidad de subir al pueblo de Enciñeira, desde donde podemos ver toda la zona de Quiroga, hasta la Rúa y Puebla de Trives con Cabeza de Manzaneda al fondo.

Desde Montefurado, salimos a la N-120 y nos vamos dirección Monforte. A los 5,5 kms. encontramos un desvío a la derecha que indica Bendilló. Iniciamos este camino y a los pocos metros nos encontramos con la ermita de San Juan da Farrapa. Al lado de ésta hay una casita en la que se encuentra uno de los Molinos de Aceite que quedan en la zona. El dueño vive en el mismo pueblo de Bendilló 1,6 kms. (cruzando un pequeño puente, la segunda casa a la derecha que tiene delante una higuera).

Volvemos a la N-120 y después de recorrer 1,5 kms., nos encontramos el desvío que nos llevará a Bendollo después de recorrer unos 3 kms. La carretera que sube a Bendollo transcurre entre castaños, robles, olivos y viñedos, vegetación característica de la zona. En el pueblo tenemos otro de los Molinos de Aceite de la zona y una de las bodegas acogidas a la D.O.

Continuando nuestro recorrido por la N-120 llegamos al pueblo de Sequeiros, poco antes de llegar a Quiroga, donde se encuentra el Conjunto de la Encomienda, formado por la Torre Novaes del siglo X. Aquí se inicia la Ruta de la Encomienda, ya que el camino Real de Santiago entraba por el Valle de Quiroga y desde aquí iba a hospital de Incio.

Para subir a la Torre, debemos de dejar el coche en la carretera y subir a pie.

Desde Torre Novaes, tan sólo 4,4 kms. nos separan de la villa de Quiroga.

 

QUIROGA

El nombre de Quiroga, probablemente deriva de una palabra indoeuropea que significa "piedra" y aparece a lo largo de la historia escrito de diferentes formas: Karioga, Cairoga, Queiruga. Es el municipio más meridional de la provincia de Lugo. El valle es una tierra fértil, suavemente inclinada hacia el Sil. Las alturas aquí oscilan entre los 300 y 400 metros, al contrario que en las sierras que rara vez descienden de los 900 metros.

Los calientes veranos y templados inviernos de esta zona posibilitan la existencia del cultivo más tradicional de la agricultura local: el vino.

Desde el centro del pueblo podemos coger una carretera que nos acerca hasta el pueblo de A Hermida, donde se encuentra el Santuario y se descubrieron restos de la época romana que denotan la existencia de un templo paleocristiano. Entre ellos destaca el Crismón de Quiroga, un disco de mármol con el anagrama de Cristo, fabricado en Galicia alrededor del año 400 y que se encuentra actualmente en el Museo Provincial de Lugo.

Saliendo de Quiroga, antes de coger la carretera N-120, tenemos el desvío a San Clodio, cabecera del ayuntamiento de Ribas de Sil. A 400 metros nos desviamos a la izquierda, cruzando un puente sobre el río Sil. Llegamos a San Clodio, y dejando la estación de ferrocarril a la izquierda seguimos recto y a 200 metros cruzamos la vía del tren en el desvío que pone La Moa. Nada más cruzar vemos la entrada a la finca la " Cuesta". Es una finca dedicada al cultivo de viñedo, donde se producen una buena parte de las uvas que darán lugar a los caldos de la bodega Val de Quiroga.

Bordeando el viñedo, llegaríamos a ver el Pazo de los Bataneros, al que pertenece esta finca. Al final del muro que bordea la finca hay un sendero a la izquierda que nos permite la visión del propio pazo, de la finca y del camino entre columnas que comunicaba el pazo con una pequeña ermita.

Recomendamos en San Clodio la visita de su iglesia parroquial.

 

IGLESIA DE SAN CLODIO

Es un curioso ejemplar románico, que conserva su ábside primitiva de comienzos del siglo XII. En el interior del templo, bien restaurado, se puede ver también el ábside de formas sencillas y esquemáticas. Pero más interesante es la puerta norte, que queda dentro de una sacristía añadida en época posterior. Esta puerta pertenece, por su ornamentación a una época anterior al románico, sueva quizás. Es de piedra calcárea, más clara, como también otra en el muro interior de la sacristía, que lleva un escudo.

Seguimos subiendo y a los 300 metros cogemos un desvío a la izquierda que indica Torbeo.

Pasamos el pueblo de Rairos a los 2,8 kms. Al llegar nos vamos a la izquierda y comenzamos a subir. Llegamos a la cantera y nos desviamos a la derecha. A los 4,6 kms. encontramos a la derecha el Mirador da Pena do Ladeiro.

 

MIRADOR PENA DO LADEIRO

Desde aquí podemos contemplar una bonita vista sobre el río Sil, la desembocadura del río Lor y el Club Náutico de Augasmestas, donde se encuentra el embarcadero del catamarán que realiza un recorrido por el Embalse de San Esteban. A la derecha podemos observar el resto del cauce del río Sil hasta la villa de Quiroga.

Seguimos nuestro camino entre soutos de castaños centenarios, que podemos considerar como uno de los paisajes naturales más bellos de la zona. Después de pasar la aldea de Moreiras y la de San Lorenzo, llegamos a Torbeo.

Torbeo, situado a 650 metros de altitud en una falsa planicie, cuenta con una pequeña iglesia románica del siglo XII muy bien conservada. Así mismo podremos adquirir en su panadería tarta de nueces y chicharrones de elaboración artesanal, y miel en varias casas del pueblo.

Regresamos a Rairos y entramos de nuevo en la N-120. En dirección Monforte, a 2,8 kms. tenemos un desvío a la izquierda que nos conduce al Club Náutico de Augasmestas.

Seguimos la N-120 , llevando las aguas del Lor a nuestra derecha hasta encontrar el desvío de Paradela a 6,3 kms. del club Náutico. Una vez tomado el desvío, nos vamos a la izquierda, entrando en el ayuntamiento de Puebla de Brollón. A 1 km. llegamos al Hostal Pacita, debajo del puente nuevo. Dejamos el coche y un camino que sale de la parte trasera del hostal nos llevará a pie, bordeando el río, hasta el puente de Barxa de Lor.

 

PUENTE DE BARXA DE LOR

Construido en el siglo XVI, este puente une los ayuntamientos de Quiroga y Puebla de Brollón. Tiene tres arcos, aunque uno de ellos apenas se ve. El más grande, ojival , tiene veinte metros de luz.

Este puente formaba parte de una antigua calzada de origen posiblemente medieval.

Regresamos al coche y seguimos nuestro recorrido por la vieja carretera que nos llevará hasta la estación de Puebla de Brollón. Si tomamos el desvío a la derecha que nos conduce a Puebla (2 kms.) tenemos la opción de subir al Caurel.

Sin embargo nuestra ruta continúa desde la Estación de Puebla hasta el pueblo de Vilachá, a 13 kms.

 

BODEGAS DE VILACHÁ

Constituyen un grupo de construcciones, típicas de la cultura popular, realizadas en piedra granítica y losa, dedicadas en su origen a la producción y almacenamiento del vino. En la actualidad, muchas de ellas ya restauradas se dedican a la producción de vino.

Según cuentan algunos autores, los monjes cistercienses del Monasterio de Montederramo en Orense, almacenaban en Vilachá el vino que conseguían en unos viñedos de la zona conocida con el nombre de "Val do Frade".

Desde aquí, un carretera nos llevará a Monforte de Lemos ( a 13 kms.), pudiendo observar algunas de las más bellas vistas del Valle de Lemos, donde finalizará nuestra ruta.

 

RUTA 5: MONFORTE-SOBER

Iniciamos esta ruta en Monforte, la ciudad más importante del sur de la provincia de Lugo y centro comercial y de servicios de la Comarca Terra de Lemos. Nuestro recorrido nos llevará a conocer la propia ciudad de Monforte y el ayuntamiento de Sober, auténtico mirador al Sil y capital del vino de Amandi.

Comenzamos nuestra visita a la ciudad en el Monte de San Vicente, justo en el lugar donde tuvo su origen la ciudad.

Las primeras noticias que tenemos de la tierra de Lemos, se las debemos a Plinio, que citaba a los Lemavos como pueblo asentado en esta zona. El término lemavos es una voz celta que significa suelo fértil, tierra húmeda, que concuerda perfectamente con lo que encontramos en estas tierras, ya que el valle de Lemos es uno de los más fértiles que existen en la provincia de Lugo. Los lemavos tenían como capitalidad el Castro Dactonio que fue el embrión de la futura ciudad de Monforte. El Castro Dactonio estaba en el Monte de San Vicente (lugar destacado en la ciudad y que se puede divisar desde cualquier punto del Valle), hoy conocido como el Conjunto Monumental de San Vicente del Pino y que esta formado por el Monasterio de San Vicente, la Torre del Homenaje y el Palacio de los Condes. El castro tan sólo es un recuerdo y nunca llegó a ser excavado, ya que los benedictinos llegaron a San Vicente en el siglo X y comenzaron a construir su monasterio.

 

TORRE DEL HOMENAJE

Es el edificio más emblemático de la ciudad. Obra del siglo XVI, la Torre es lo único que se conserva de la antigua Fortaleza de los Condes de Lemos, señores de estas tierras. Es la mayor de las que se conservan en Galicia. Tiene una altura de 30 m. A su interior se accede por medio de una escalinata. Está distribuida en cuatro plantas en las que podemos admirar una serie de fotos de los monumentos más importantes del valle de Lemos, muebles y otras antigüedades restauradas.

La visita al interior de este edificio se puede hacer a través de la oficina Municipal de Turismo de Monforte.

Al lado del recinto de la Torre del Homenaje, encontramos el Monasterio de San Vicente del Pino, nombre que adoptó ya en el siglo X cuando llegaron a Monforte los monjes benedictinos para construir su monasterio y se encontraron en este lugar una pequeña ermita dedicada a san Vicente y delante de ella un Pino. En la actualidad con este nombre se denomina a todo el conjunto.

 

MONASTERIO DE SAN VICENTE DEL PINO

Tiene su origen en el siglo X.

Es considerado como el primer monasterio construido en Galicia después de la invasión árabe. Aunque pasó por varias etapas constructivas, lo que contemplamos hoy es una construcción del siglo XVI. La fachada de la iglesia es renacentista y la del monasterio se terminó en el siglo XVII. La iglesia es de estilo ojival, transición del gótico al renacimiento. Destacamos en su interior el retablo Mayor, barroco del siglo XVIII dedicado a San Vicente y realizado por un autor monfortino apodado Mil Bienes; las pinturas de las paredes laterales del mismo altar, realizadas por dos monjes del Monasterio de Samos a principios del siglo XX y algo deterioradas por la humedad; el retablo de la Virgen de Monserrat y el de San Benito.

En las dependencias del monasterio destacamos su claustro y en el centro de este, su aljibe.

El Monasterio de San Vicente, como todos, en el año 1835 quedó abandonado con la exclaustración de Mendizábal. A principios de siglo XX los monjes regresaron a Monforte, dependiendo del Monasterio de Samos, y así ha llegado hasta nuestros días. En la actualidad, ha sido cedido y en el Conjunto Monumental se va a construir un Parador.

Lo último que veremos en la cima de San Vicente, es el Palacio de los Condes, obra del siglo XVIII que está en proceso de restauración.

Desde aquí bajaremos al centro de la ciudad para visitar el Museo de Arte Sacro, el Puente Romano y el Colegio de Nuestra Señora La Antigua.

 

PUENTE ROMANO

Así es conocido popularmente esta obra del siglo XVI, aunque no se descarta la posibilidad de que existiese uno anterior de origen romano. Los autores del mismo son dos maestros de la cercana villa de Sarria que eran hermanos: Alonso y Pedro Rodríguez de Remberde. Este puente atraviesa el río Cabe, el río de la ciudad de Monforte, que ya era famoso en la época romana ya que sus aguas eran las mejores para el temple del acero.

Cruzamos el puente y nos encontramos con el Convento de las MM.Clarisas, que albergan en su interior el Museo de Arte Sacro.

 

MUSEO DE ARTE SACRO

Es una fundación de la VII Condesa de Lemos, doña Catalina de la Cerda y Sandoval esposa de don Pedro Fernández de Castro e hija del Duque de Lerma. Los tesoros que alberga este museo son en su mayoría el resultado de los tesoros con los que se hicieron los VII Condes de Lemos cuando don Pedro fue virrey de Nápoles (1609-1616). Aprovechando esta situación se hicieron con reliquias de mártires y santos, muchas de ellas protegidas por artísticas custodias de oro y plata, así como imágenes, vestiduras y demás objetos religiosos. Después, el museo se fue enriqueciendo con otras obras de gran valor como la talla del Cristo Yacente de Gregorio Hernández o el Calvario de la iglesia de San Fiz de Cangas.

Este museo es considerado como uno de los más importantes de España y se puede visitar a diario.

Desde aquí nos acercaremos hasta el Campo de la Compañía donde está situado el Colegio de Nuestra Señora de La Antigua.

 

COLEGIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA ANTIGUA

Fue fundado por don Rodrigo de Castro, hijo de la Condesa Beatriz de Castro y arzobispo de Sevilla en el siglo XVI. En aquella época don Rodrigo tenía mucha amistad con Felipe II que estaba llevando a cabo las obras del Escorial, y decidió que se construyese en su ciudad una institución docente. Le encomendó esta tarea a la Compañía de Jesús, que fueron los que permanecieron en el colegio hasta el año 1773 que es cuando fueron expulsados . En la actualidad está ocupado por los Padres Escolapios y continúa siendo un colegio.

Conocido como el Escorial gallego, es una construcción de estilo herreriano realizada por los arquitectos Andrés Ruiz y Juan de Tolosa.

Es imprescindible visitar su iglesia, con su retablo del Altar Mayor obra de Francisco Moure, su Cristo de mármol obra de Valerio Cioli o la copia del cuadro la Adoración de los reyes de Van der Goes. Interesante es su claustro y su escalera monumental construida sin ningún punto de apoyo.

El colegio alberga en su interior una interesante pinacoteca, con obras de El Greco y de Andrea del Sarto.

Desde el Campo de la Compañía salimos hacia Sober. Dentro del recorrido urbano de Monforte, nos encontramos con la pequeña capilla de Carude

 

CAPILLA DE SAN LÁZARO

Es la última que vemos antes de dejar Monforte. Situada en una pequeña placita en el barrio de Carude. Los documentos más antiguos que hablan de la ermita y hospital de San Lázaro, datan del siglo XVI. Fue institución benéfica dedicada desde sus comienzos a curar y acoger enfermos infecto-contagiosos. En la actualidad se conserva sólo la capilla, única existente en toda la diócesis lucense como iglesia de refugio. En su interior se guarda un tosco retablo con la imagen de San Lázaro. Antiguamente, el día del Santo se celebraba un misa a la que acudía gente de toda la Comarca con el fin de curar todos sus males.

Pasado el complejo deportivo de Monforte, entramos en la parroquia de Piñeira, donde sobre la torre de su iglesia, que podemos observar a nuestra izquierda anidan desde hace tiempo algunas parejas de cigüeñas. Debido a las condiciones climáticas del valle las cigüeñas permanecen en la zona durante todo el año, sin tener que emigrar hacia zonas más cálidas.

Continuamos nuestro recorrido hacia Sober a donde llegaremos pasados 7 kms. desde Piñeira.

SOBER. Cabecera del ayuntamiento que está situado al sur de la provincia de Lugo dentro de la Comarca Terra de Lemos. Tiene una extensión de 134 km2 y 3740 habitantes.

Desde la Plaza del pueblo nos vamos hacia la izquierda tomando la ctra. Hacia Gundivós.

Gundivós, parroquia situada a 5 kms. de la cabecera del Ayuntamiento, en la que todavía tres alfareros mantienen viva la tradición de elaborar la cerámica de color negro.

 

CERÁMICA DE GUNDIVÓS

La cerámica de Gundivós es una de las cuatro tradicionales que existen en Galicia, y la única que es de color negro y que se realiza con torno manual bajo. El origen de esta cerámica es incierto, ya que cuenta la leyenda que en la época romana el vino de Amandi era llevado a Roma en ánforas de Gundivós. Lo que si sabemos es que adquirió mucha importancia durante el siglo XIX y principios del XX. El oficio de alfarero es ejercido indistintamente por hombres o mujeres aunque predominaron los hombres, y eso si, el alfarero no se podía dedicar a otras tareas para no perder la sensibilidad de las manos. Era un oficio que permitía a las gentes vivir. Este tipo de cerámica es utilitaria, cada pieza tenía una utilidad no era una cerámica decorativa como otras que existen en Galicia. El barro es extraído de la propia parroquia y el color negro que caracteriza a esta cerámica, lo adquieren las piezas cuando, una vez cocidas, son calentadas al fuego para luego echarle el pez formando en su interior una capa brillante que las impermeabiliza. Antiguamente tan sólo eran negras tres piezas: el ámboa, el xarro y el escorrecubas, que también son las más tradicionales, pero hoy en día los alfareros realizan todas las piezas en color negro, ya que a la gente les gustan más.

Podemos encontrar a los alfareros Alonso y Ventura, tomando el desvío a Campoverde, desvío que encontraremos después de haber recorrido 3,8 kms. desde Sober, y a Agapito en una casa nueva de color amarillo situada al final de un pequeño sendero que baja desde la pequeña plaza del pueblo.

Retomamos nuestro camino y pasado el pueblo de Liñarán, poco antes de llegar a Sober, encontramos un desvío a la izquierda que nos conduce hacia Proendos. A 300 metros del cruce, dejamos a nuestra derecha el Pazo de Vilastrille y medio km. más adelante llegamos a Proendos.

 

PROENDOS. En esta parroquia muchos autores sitúan la mítica ciudad de Proentia o Proencia de origen romano, aunque otros autores creen que los restos encontrados en la zona serían de origen Suevo. Pero aunque de esto no existen restos, aquí encontramos un castro y petroglifos que son los testimonios de vida en estas tierras desde tiempos muy remotos. Alguno de los petroglifos localizados en la zona pueden verse con facilidad en uno de los muros que bordean la iglesia y en la finca de una casa próxima a ésta.

 

IGLESIA SANTA MARÍA DE PROENDOS

Es un ejemplar del románico rural gallego fechado en el siglo XII del que tan sólo se conservan algunos restos en el ábside. Son muy interesantes las pinturas murales del Altar Mayor, datadas en el siglo XVI, en las que se representa la Adoración de los Reyes, la Adoración de los Pastores, la Huída de Egipto, San Blas y la Visitación.

Antes de continuar nuestro camino, merece la pena dar un paseo por este pueblo, ya que es uno de los más bonitos y mejor conservados de la zona.

Saliendo del pueblo hacia la derecha, encontramos el cruce de la carretera Sober-Doade, que desviándonos a la izquierda nos conducirá a los miradores del Sil y a la zona donde se cultivan los famosos vinos de Amandi.

Pasados 4 kms. empezamos a encontrar a ambos lados de la carretera algunas de las bodegas acogidas a la D.O. y 1 km. más tarde un desvío hacia la derecha nos llevará al Mirador de Santiorxo. Tomando este desvío, llegaremos al mirador tras recorrer 1,2 kms. por una carretera estrecha que discurre entre robles y castaños centenarios. Atravesamos el pueblo, dejando el campo de la fiesta a nuestra izquierda donde se celebra el San Blas cada dos de Febrero , o fin de semana más próximo. Llegamos a una pequeña explanada donde dejaremos el coche para seguir a pie unos 200 metros hasta llegar al mirador.

 

MIRADOR DE SANTIORXO

Nos ofrece vistas sobre los municipios orensanos de Castro Caldelas y Parada de Sil. En este último municipio de la otra orilla del río se encuentra el Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil, cuyo campanario divisamos desde este mirador. Vemos también mirando a nuestra izquierda el Santuario de Cadeiras donde tenemos otro mirador y que será nuestro próximo destino.

Volvemos a la carretera principal, donde tomando el desvío hacia la derecha, encontraremos a 1,3 kms. la iglesia de Pinol.

 

SAN VICENTE DE PINOL

Es un ejemplar del románico rural gallego del siglo XII. La villa de Pinol aparece dependiente del Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil en el siglo XI, que mantuvo su feligresía sobre estas tierras hasta el siglo XV. El templo tiene planta de cruz latina y ábside rectangular, cerrado con una bóveda de cañón . En la fachada principal tenemos una puerta de acceso con arco de medio punto y un rosetón con la estrella de Salomón. Son interesantes en su interior sus retablos barrocos.

Desde la iglesia subimos hacia el Santuario de Cadeiras que se encuentra a una distancia de 1 km.

 

CADEIRAS

A 603 metros sobre el nivel del mar, en la parroquia de Pinol encontramos el Mirador y el Santuario de Nuestra Señora la Santísima Virgen de Cadeiras. El edificio es un sencillo ejemplar del barroco gallego del siglo XVIII, obra de Matías Moreiras, que todavía tiene sin terminar una de las torres de la fachada principal. La leyenda sitúa aquí en Cadeiras a una de las tres vírgenes hermanas que después de ser elevadas a Santas les construyeron sus santuarios en unos lugares donde se pudiesen ver unas a otras. Estos santuarios a parte del de Cadeiras son para unos autores el de Trigoás y Maceda en la provincia de Orense, y para otros autores a parte del de Trigoás y Cadeiras, sería el de Monte Faro en Chantada.

En este santuario todos los años el 8 de Septiembre se celebra una romería en honor a esta Virgen.

Nuevamente en la carretera principal y a 1,7 kms. de Pinol llegamos al pueblo de Lobios donde visitaremos su iglesia, no sin antes admirar uno de los pocos cruceiros que encontramos en nuestro camino.

 

SAN JULIÁN DE LOBIOS

Es conocida por muchas personas por el término de "Mosteiro", ya que debió de estar vinculada en su origen a algún cenobio.

Es una obra del siglo XIII dentro del románico rural pero que sus características nos apuntan ya hacia el gótico. La sacristía es posterior y su espadaña es barroca. Conserva la puerta sur, la portada principal y la norte que en la actualidad se encuentra tapiada, con interesantes elementos de la época.

Para visitar su interior se puede pedir la llave en una casa nueva que se encuentra al lado de la carretera en el camino que nos lleva a la iglesia.

Seguimos la carretera principal y 1,5 kms. más adelante volvemos a desviarnos a la derecha dirección a la iglesia de Amandi. A unos 700 metros del desvío encontramos la bodega Rectoral de Amandi y un poco más adelante se encuentra otro mirador, situado a menor altura y con una vista diferente a la que observamos desde Santiorxo y Cadeiras.

 

MIRADOR DE "OS CHELOS"

El Paisaje que nos ofrece este mirador es mucho más abierto, dedicadas ambas riberas del río a viñedos y arropados hacia el interior por soutos de castaños. Desde este punto podemos ver en la orilla de Orense la mini- central hidroeléctrica de Regueira, con su larga tubería que comunica las aguas del río Sil con las del río Mao.

Siguiendo por la ruta principal pasamos por el pueblo de Vilachá donde se encuentran diversas bodegas acogidas a la D.O. Desde aquí seguimos hacia Doade a donde llegaremos 2,5 kms. más tarde.

En Doade llegaremos al cruce con la carretera que une Monforte con Castro Caldelas. Yendo hacia la derecha, llegaríamos al embarcadero de Ponte do Sil

(a 6 kms.) de donde parten los barcos que realizan la ruta fluvial del Cañón del Sil.

Nosotros nos iremos a la izquierda dirección Monforte. A 1,8 kms. del cruce tenemos la posibilidad de tomar un desvío a la derecha para visitar el Mirador del Duque, situado a 4 kms. y perfectamente indicado desde este punto.

Seguimos la misma carretera hacia Monforte donde llegaremos tras recorrer 11 kms.

 

RUTA 6: O SAVIÑAO - PANTÓN

Partimos como inicio de nuestro recorrido del pueblo de Belesar, en el Ayuntamiento de O Saviñao, y donde antes de iniciar esta ruta, podemos hacer un recorrido por el Embalse de los Peares, ya que el Pelegrín II tiene su base en este pueblo.

La ruta que vamos a realizar por estos dos ayuntamientos nos va a permitir conocer lo mejor y más interesante del románico de la zona.

 

BELESAR PUEBLO

Es el único pueblo de ribera que se conserva después de la construcción de las presas para el aprovechamiento hidráulico del río Miño, ya que el resto de estos pueblos quedaron sumergidos por las aguas del embalse. Merece la pena darse una vuelta por el pueblo, beber agua en alguna de sus fuentes, subir hacia los viñedos desde donde se ve una bonita panorámica de la ribera de Chantada y contemplar amarradas a las orillas, las antiguas barcas, hechas de madera, que antiguamente eran utilizadas para cruzar el río, no sólo por personas sino también para los animales.

En este pueblo finaliza un tramo del sendero conocido con el nombre de los Codos de Belesar que más adelante describiremos.

Dejamos el pueblo de Belesar para coger la carretera C-533 que une Monforte con Chantada. Llegamos a un cruce que encontraremos a los 3 kms. y nos vamos a la derecha dirección Monforte. Desde aquí, tras recorrer poco más de 1 km., dejando la Presa de Belesar a nuestra izquierda, encontramos un cruce a la derecha, que nos llevará hasta la iglesia de San Esteban.

 

SAN ESTEBAN DE RIBAS DE MIÑO

Es sin lugar a dudas la obra más sobresaliente del románico de O Saviñao y una de las construcciones gallegas más importantes de las realizadas en torno al año 1200. Fue la iglesia de un monasterio benedictino del que no se conserva ningún resto en la actualidad. La iglesia, situada en un lugar privilegiado, es de estilo románico y parece ser que en la construcción de su portada pudo trabajar algún discípulo del Maestro Mateo (autor del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago) por la similitud de esta obra, a la cercana de San Juan de Portomarin (río arriba) y al Pórtico del Paraíso de la Catedral de Orense (río abajo). La portada es lo que más admiración despierta por su rica ornamentación, en la que aparecen siete figuras que nos evocan los planteamientos mateanos en el Pórtico de la Gloria.

Nos llama su atención el impresionante rosetón, de 4 metros de diámetro que constituye uno de los más interesantes del románico gallego. A él se puede subir desde su interior mediante una escalera de caracol. Cuenta la leyenda que este rosetón fue roto a pedradas porque cuando se ponía el sol y se reflejaba en los cristales, estos desprendían unos reflejos que eran interpretados por las gentes del lugar como signos de magia negra, ya que creía que hacían abortar a mujeres en su interior.

Retornamos a la C-533 y siguiendo dirección hacia Monforte, a 2 kms. nos desviamos a la derecha siguiendo una indicación que pone " Casa Vilamor " y que nos llevará a la vieja carretera de Monforte a Chantada, tras atravesar un pequeño túnel, y al salir de éste nos vamos a la izquierda hasta encontrar a unos 400 metros otro desvío en la misma dirección que nos llevará hasta Diomondi. Pasamos por el pueblo de Buxán y después de recorrer 4,4 kms., dejamos a nuestra derecha el Pazo de las Cortes y llegamos a la iglesia de San Payo de Diomondi.

 

SAN PAYO DE DIOMONDI

Parroquia íntimamente unida a la casa episcopal de Lugo desde los tiempos del obispo Odoario (siglo VIII). A pesar de reiterados despojos por parte del poder real, su conexión con la mitra ha llegado hasta nuestro días, utilizándola los obispos como residencia de verano, ya que adosada a la iglesia se encuentra el viejo palacio de verano de los obispos, en estado ruinoso en la actualidad.

La iglesia de Diomondi es un magnífico ejemplar del románico compostelano construida en el siglo XII. Ha sido declarada Monumento Nacional.

Son interesantes sus elementos románicos, tanto al exterior como al interior.

Desde aquí podemos emprender el sendero de los Codos de Belesar, que nos llevará hasta Belesar pueblo.

 

CODOS DE BELESAR

Este sendero formaba parte de una antigua calzada romana, que iba desde el pueblo de Diomondi, lugar de asentamiento de un campamento romano, hasta el pueblo de Belesar, donde los romanos cultivaban los viñedos y buscaban oro en el río. Se trata de una vía secundaria dentro del esquema vial romano, que arrancaba de la principal que unía Astorga con Braga.

Es un sendero muy llevadero que entre robles, castaños y viñedos, nos lleva a Belesar después de bajar media hora.

A medio km. de la iglesia encontramos otro cruce. Nos desviamos a la derecha dirección Lamaquebrada. A los 800 metros del cruce, dejamos a la derecha la bodega S.A.T Virxen dos Remedios, y un poco más adelante a la izquierda la de Manuel López, ambas acogidas a la D.O.

Seguimos nuestro camino, y a los 4,3 kms. llegamos a un cruce en el que tomamos el desvío a la derecha dirección A Cova. A los 600 metros de iniciar este camino encontramos el Mirador de A Cova, al que llegaremos a través de un pequeño sendero, después de dejar el coche en la carretera.

 

MIRADOR DE A COVA

Desde este mirador natural podremos observar una de las vistas más hermosas sobre el río Miño: "O Cabo do Mundo", meandro que hace el Miño y en el que había un castro en la antigüedad. También veremos los viñedos de mencía y albariño, dos de las variedades preferentes dentro de la D.O.

Regresamos al coche y continuamos bajando hasta llegar a la iglesia de San Martiño da Cova (a 1,8 kms. del mirador).

 

SAN MARTIÑO DA COVA

Otra de las iglesias monacales de O Saviñao, que como tal monasterio su vida se va a alargar hasta principios del siglo XIX. Posteriormente sus bienes serán subastados con motivo de la desamortización de Mendizábal de año 1836. Del monasterio no se conserva nada en la actualidad y parte de las casas de la parroquia fueron construidas con las piedras procedentes de este edificio.

La iglesia románica data de finales del siglo XII, y sobresale con respecto a la mayoría del rural gallego pero sin llegar a la categoría de San Esteban o de Diomondi. La fachada denota reformas posteriores. Destaca su portada principal. Interesantes son sus retablos de los siglos XVII y XVIII.

Desde aquí seguimos teniendo una hermosa vista de la ribera del Miño. Cercana a esta iglesia se encuentra la bodega Abadía da Cova y sus viñedos, acogida también a la D.O.

A 100 metros de la iglesia tenemos un desvío a la izquierda que termina en una playa fluvial.

 

PLAYA FLUVIAL DA COVA.

La única que existe en la zona , está situada a la orilla del río Miño, en un lugar donde tenemos una pequeña área recreativa. Para conseguir hacer esta playa, trajeron la arena de la playa de Foz, en la costa de Lugo, siendo la única que existe en la Comarca de Lemos con estas características.

Regresamos sobre nuestros pasos, y a los 300 metros de pasar el desvío del Mirador de A Cova ( que ahora dejamos a nuestra izquierda), nos desviamos a la derecha siguiendo un indicador hacia Torre Vilariño. A los 400 metros dejamos a la derecha el Pazo de Arxeriz y poco después la casa de Turismo Rural Torre Vilariño.

 

PAZO DE ARXERIZ

Reconstruido en la actualidad gracias a los trabajos de la Escuela Taller de O Saviñao, se trata de un edificio del siglo XVIII en su mayor parte. Su capilla alberga un retablo de estilo rococó del último tercio del siglo XVIII.

A principios del siglo XX pasó a ser propiedad de don Juan López Suárez "Xan de Forcados", que va a instalar en el año 1922 lo que fue la primera fábrica de productos lácteos de Galicia: Arxeriz. De aquí saldría la experiencia para que años después sus sobrinos fundasen el importante grupo lácteo gallego de LARSA.

Pasada la Casa Rural, llegamos a un cruce y nos desviamos a la derecha dirección Ferreira, iniciando aquí un nuevo camino.

Nada más iniciar nuestro camino, vemos a la derecha el Pazo de Lamaquebrada, también propiedad a principios de siglo XX de Xan de Forcados.

Entramos en el ayuntamiento de Pantón y después de pasar la aldea de Nadal, llegamos a Santa Mariña de Eiré, después de haber recorrido 3 kms., donde se encuentra la bodega Priorato de Pantón, que además de los vinos acogidos a la D.O., tiene aguardientes y licores acogidos a la D.O. "Orujo de Galicia".

Desde Santa Mariña, tan sólo 2,5 kms. nos separan de la iglesia de San Miguel de Eiré.

 

SAN MIGUEL DE EIRÉ

Formó parte de un monasterio de monjas benedictinas fundado por doña Escladia Ordoñez en el siglo XII, que a partir del siglo XVI pasó a depender del de San Payo de Antealtares en Santiago. Como todos los que hemos visitado hasta ahora, en la actualidad tan sólo se conserva la iglesia, románica del siglo XII y única en Galicia por la torre que se levanta sobre el brazo del crucero. Es una de las iglesias más interesantes que tenemos en Galicia, declarada Monumento Nacional en Junio de 1964.

Tiene unas características únicas en el románico gallego.

Interesante es su Puerta Norte, decorada tanto al exterior como al interior. En el exterior destacamos una curiosa representación de los cuatro Evangelistas, y en el interior cada una de las dovelas que en el exterior tienen una roseta, se decoran en su interior con una letra del abecedario.

En el interior nos llaman la atención sus capiteles, sus pinturas del siglo XVI y dos imágenes de San Miguel Arcángel y Santiago Peregrino, atribuidas a Cornelius de Holanda.

Continuamos bajando hacia Ferreira, y a 1 km. escaso de la iglesia de San Miguel, divisamos a nuestra derecha otro de los numerosos pazos que salpican la zona: el Pazo de Ferreiroá.

Llegamos así a FERREIRA, cabecera del Ayuntamiento de Pantón, que cuenta con 4088 habitantes distribuidos en veintiséis parroquias. Merece la pena darse un paseo por el pueblo y contemplar en la Plaza do Concello un hermoso pazo, convertido en sede de los organismos oficiales del Ayuntamiento. Este pazo fue residencia de los Gayoso. Construido inicialmente en el siglo XVIII y remodelado en época reciente, sobresale por lo regular de su sillería.

Al final de pueblo se encuentra el Monasterio Cisterciense de las MM.Bernardas, que elaboran de forma totalmente artesanal almendrados, mermeladas y otros productos caseros según la época del año.

 

MONASTERIO CISTERCIENSE.

Existía ya en el siglo X. En el año 1175, cuando era abadesa doña Fronilde de Lemos se anexiona a la Orden del Císter, comenzando una nueva etapa en la vida de este monasterio de religiosas que ha perdurado hasta nuestros días. Es el único monasterio en el que todavía hay vida religiosa, ya que siempre han estado en Ferreira las MM. Bernardas. Ni siquiera abandonaron el monasterio con la Desamortización de Mendizábal.

Visitaremos primero la iglesia románica, construida en el siglo XII, con interesantes elementos en su ábside, anterior a la anexión del Monasterio al Císter. El resto de la iglesia al igual que el monasterio es mucho más austero.

La iglesia tiene planta rectangular y ábside semicircular, con una hermosa cubierta de madera de clara tradición mudéjar. De tradición románica, además de los capiteles, historiados y vegetales, imitando la hoja de acanto de los capiteles de la Catedral de Santiago, son sus ventanas, canecillos y la escultura de madera de la Virgen sentada con el Niño Jesús, que fue descubierta en una ventana de la iglesia que estaba tapiada en las reformas que se realizaron en el año 1975. La que vemos en la iglesia es una copia de la original que guardan las monjas en sus dependencias.

A parte de estos elementos románicos, en el ábside llaman la atención dos sepulcros ojivales, construidos en el siglo XV y que albergan en su interior los restos de don Diego Lope de Lemos y los de su hijo Alonso Lope de Lemos.

El claustro, que podemos admirar a través de un cristal, ya que las monjas son de clausura, es de estilo renacentista del siglo XVI, con reformas posteriores. La fachada del monasterio es de un sencillo barroco del XVIII.

Desde Ferreira, antes de finalizar nuestra ruta, podemos hacer una última visita a otra de las joyas del románico de Pantón: San Fiz de Cangas. Para llegar a esta iglesia, tenemos que coger un desvío en el mismo pueblo que está perfectamente indicado. En nuestro camino hacia san Fiz, a los 800 metros podemos ver a nuestra izquierda el Pazo Casebio. Pasamos el pueblo de Serode e inmediatamente después tenemos el desvío a la derecha hacia San Fiz y poco más adelante un camino a la izquierda nos acerca a la iglesia, y si subimos a la derecha llegamos a la pequeña capilla, en el campo de la fiesta, donde se encuentra el Calvario.

 

SAN FIZ DE CANGAS

La iglesia, que como muchos otros perteneció a un monasterio, es un interesante ejemplo de arquitectura románica del siglo XIII, con elementos de transición. La puerta principal presenta un arco ligeramente apuntado y su tímpano va decorado con unos relieves que representan el sol y la luna con una cruz griega en el centro, bajo los cuales se representa una estrella de ocho puntas y unos rectángulos concéntricos.

La estructura original de la iglesia fue modificada en el siglo XVIII.

Cercano a la iglesia se encuentra la pequeña capilla donde está el Calvario de principios del siglo XIV, que se conservó en la iglesia hasta hace muy pocos años. El que podemos contemplar es una copia del original que se encuentra en la actualidad en el Museo de Arte Sacro de las MM. Clarisas en Monforte. Está realizado en madera policromada y consta de tres figuras: Cristo crucificado, con tres clavos y corona real, San Juan y la Virgen.